Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Adios a Vaal
por Allen Vleck Miér Oct 11, 2017 4:59 am

» El silencio de Adhara
por Adhara Mar Jun 30, 2015 2:12 am

» Residencia Dumstone para jovencitos
por Diadema Miér Mayo 06, 2015 3:21 am

» Traumatología
por Dr. Hegel Lun Nov 24, 2014 12:56 am

» Uniones arregladas
por Fred III Jue Nov 06, 2014 5:55 pm

» Alemania antes de una boda
por Allen Vleck Lun Oct 27, 2014 2:38 am

» Hijos de asesinos
por Fred III Sáb Oct 25, 2014 6:59 pm

» La vida en Omsk tras los años dorados
por Mirzy-Lavy-Kiry Jue Oct 23, 2014 6:36 pm

» Mágica Londres
por Cain Dom Oct 05, 2014 6:06 am

» Revolución
por Vaalmir Mar Jul 22, 2014 3:59 am

» Imagenes sexys
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 6:14 pm

» El interior
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 12:43 am

» El Pacto de Granate
por Engel Spiegel Dom Jul 20, 2014 4:28 am


El tejedor

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El tejedor

Mensaje por Sasha el Jue Ene 16, 2014 3:51 am

Nombre: Sasha
Apodo: -
Edad: 34 años
Oficio: Caballero Tejedor

Historia:
Nació en Alemania en una familia de clase alta como el tercer hermano. No heredaba ni aunque su hermano mayor se muriera, así que fue el menos presionado de los tres. Desde niño Sasha fue diferente, amó la química en cuanto tuvo su primera clase con elementos que pudo mezclar para crear algo nuevo. Sus padres apoyaron que se hiciera químico porque realmente no tenía necesidad alguna de seguir estudios más rigurosos como sus hermanos.

Así que fue estudiando desde pequeño, encerrándose en su mundo donde sus hermanos lo odiaban por su feliz libertad. Cuando tenía 14 años ya era muy bueno con los experimentos. Volvía a casa de haber ganado la feria de ciencia de su colegio con una sustancia corrosiva que era capaz de quitar todo el óxido de un mueble metálico sin dañar el metal sano. Sus padres lo felicitaron como el buen muchacho que era pero sus hermanos hervían de envidia, ese día tomaron sus propios químicos y los usaron contra él, quemaron su espalda. Sasha nunca olvidará el dolor que sintió cuando la piel comenzó a caérsele a pedazos, dejando su espalda a carne viva, ni los gritos de horror de sus padres.

Tuvieron que ponerlo en un coma inducido por dos meses mientras hacían trasplantes de piel a su espalda y dejaban que se curara, porque el dolor si estaba despierto lo habría matado. Cuando despertó no era el mismo, no volvió a creer en su familia, pero las drogas en que lo pusieron aliviaron su dolor, lo llevaron a lugares diferentes. Supo entonces que viviría su vida entre ellas, que serían su familia y su todo.

Pasó los años encerrado en su cuarto y al cumplir los dieciocho le dijo a su padre que quería estudiar con el mejor, fue entonces cuando su padre lo envió a Luxemburgo, había escuchado que el mejor maestro se encontraba allí, y él estaba feliz de alejarse de casa. Cuando logró entrar a la legión lo hizo como aprendiz de un maestro exigente, pero que le enseñó necesario para que él mismo creciera como químico y tejedor. Hasta el punto de reemplazarlo.

Personalidad:
Su cabeza necesita un porcentaje de sanidad para poder llevar bien la conexión entre la legión y sus objetivos, pero aquel porcentaje no supera aquel que alcanza su locura. Para él los químicos están vivos, puede sentirlos en sus manos, en su color o por la forma en que huelen, tal vez por su textura. Cree que cada químico tiene vida propia y entender esa vida es como conocerla, crear algo juntos, una nueva sustancia, es como hacer el amor y producir un elixir de hijo. Ama cada una de sus creaciones.

Su fachada normal es seria, solo los químicos le emocionan, le gusta probar sus experimentos más peligrosos en pobres almas condenadas, los normales suele probarlos en sí mismo. Es preciso, mucho, porque el equivocarse en una gota de sus mezclas puede resultar en un desastre, tiene químicos para todo, para excitar, para confundir, para dormir, incluso para matar. Los más efectivos son aquellos que ha creado él mismo, algunos pueden hacer creer a quien los ingiera que están hablando con alguien totalmente diferente o que han hecho otra cosa de la que dijeron, o borrar un tiempo marcado de horas de la memoria si se sabe medir la dosis. No le gusta entregar sus químicos, sin embargo lo hace a los legión porque cree en ellos, aún así siempre lo hace con las explicaciones lo más claras posibles, cualquier detalle perdido puede arruinar una vida.

Gustos:
>Le gusta drogar a quien se ofrezca de voluntario para sujeto de prueba. Cuando va a tener sexo siempre droga aunque sea un poco a quien será su recipiente porque cree que solo así la persona con quién esté se desinhibirá del todo. Es impersonal y como buen científico no cree en el amor, porque para él no son más que una sarta de reacciones químicas que nublan el juicio y aunque aún no lo logra cree que puede imitar la fórmula que hace a las personas sentirse así, aún busca la fórmula exacta. El "amor" puede ser un arma muy poderosa
>La naturaleza, por ser la madre de sus sustancias.

Disgustos:
Que alguien entre en su laboratorio sin permiso o que las toque sin el mismo, le dan ganas de quemar en ácido a los imprudentes que hacen aquello.
Persona favorita: ...
avatar
Sasha

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 16/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.