Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Adios a Vaal
por Allen Vleck Miér Oct 11, 2017 4:59 am

» El silencio de Adhara
por Adhara Mar Jun 30, 2015 2:12 am

» Residencia Dumstone para jovencitos
por Diadema Miér Mayo 06, 2015 3:21 am

» Traumatología
por Dr. Hegel Lun Nov 24, 2014 12:56 am

» Uniones arregladas
por Fred III Jue Nov 06, 2014 5:55 pm

» Alemania antes de una boda
por Allen Vleck Lun Oct 27, 2014 2:38 am

» Hijos de asesinos
por Fred III Sáb Oct 25, 2014 6:59 pm

» La vida en Omsk tras los años dorados
por Mirzy-Lavy-Kiry Jue Oct 23, 2014 6:36 pm

» Mágica Londres
por Cain Dom Oct 05, 2014 6:06 am

» Revolución
por Vaalmir Mar Jul 22, 2014 3:59 am

» Imagenes sexys
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 6:14 pm

» El interior
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 12:43 am

» El Pacto de Granate
por Engel Spiegel Dom Jul 20, 2014 4:28 am


LLegando a casa de los Steel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Eloise el Miér Mayo 21, 2014 4:11 pm

Una vez más el  ocaso  del Invierno llegaba a Hannover, y por eso el auto grande y negro de Florence  casi no podía atravesar los senderos llenos de huellas hacia la estancia de los Steel, donde la nieve era  un fantasma  que aún se amontonaba bajo los árboles, en la sombra eterna que no permitía a los hongos crecer y en el rocío de cristal que adornaba los pinares, emergiendo los brotes bajo los colchones de hojas doradas y crepusculares que aún no se llevaba el frío.
Había sido un invierno duro para todos los trabajadores, los escolares, los que se ganaban la vid ay los que dependían del clima, sin embargo, con la salida del nuevo sol cálido, las oportunidades eran milagros antes de  la Navidad pronta, y se producía esa recesión en las vidrieras que se tomarían descanso, para preparar todo para las próximas fiestas del 12° mes.

La oportunidad de un trabajo digno venia de a mano del principal  benefactor de la Fundación E.R, y con ello venia tambien la presión de saber que ese trabajo tenia que ver con la confianza del Principe de Gales.
Nadie mas que Eloise entendía la responsabilidad enorme que tendrían en sus manos, y la presión por hacer las cosas bien se acrecentaba en su estómago y en su pecho a medida que avanzaban, mirando por la ventana empañada del auto como las hileras de árboles alineados por el hombre indicaban que estaban próximos a llegar.
La enorme casa apareció de repente, en la cima de aquella colina dorada y blanca, como un palacio silencioso y respetable, que poco habia sufrido de la inclemencia del tiempo y los años.
Eloise tenia experiencia en trabajar  para hogares grandes,  como asi también tenia experiencia en vivir y sobrevivir, porque llevaba viviendo en la fundación 25 años, así que aquello era mas bien un desafío de permanencia más que de oficio,porque habia ido y venido muchas veces y habia vivido en muchas casas, pero nunca habia tenido un hogar, y antaño habia renunciado a él para no morir, se habia ido y habia llevado consigo a un hijo que ni si quiera era suyo, pero sabia que si no lo rescataba, sufriría su mismo destino,se arriesgó y se refugió pero una vez que salió listo para enfrentar el mundo, ya no había nada para él.

Su primer trabajo habia sido cuidar de Adrien, y aún lo tenia a su lado, con su cabeza negra apoyada y dormitando sobre la valija de sus piernas y un abrazo medio adormilado, y nunca estaría mejor en otro lugar que bajo su abrazo.

-No olviden sacudirse los pies y los hombros cuando lleguemos,la nieve puede arruinarla madera.-
Dijo a los que lo acompañaban sentados en el auto, como una primicia que los situaba a todos en tierra, para que aceptaran y comprendieran que ese sería su nuevo habitáculo mientras trabajaran duro.

Eloise tenia el cabello castaño oscuro y ojos almendrados, y debajo de tanta ropa y de cuellos altos, debajo de sus ojeras incansables y labios pálidos, debajo de sus broches decentes y estilo mojigato, habitaba una gran belleza, pero con los años habia renunciado a esa parte de sí mismo, aquella belleza traicionera que lo supo condenar a una vida terrible de sometimiento.

Y sin embargo sabia reconocer esa belleza en sus queridos, como en Elvan, a quien acogía debajo del otro brazo y peinaba su largo cabello del color del caramelo suave, en su piel pálida y enferma siempre, habitaban pequeños ojos llenos de miedo que habian sido esculpidos por la vida dura y oscuraque empujaba a todos a la posible salvación en  F.E.R.


Frente a él estaba Zarajevo, que miraba mareado la inmensidad del lugar con sus ojos verdes tan escandinavos y con todo su cabello trenzado, apenas unos mechones se le habían escapado en las apuradas
Él no tenia nada que decir, no tenia nada que objetar o de lo cual quejarse, habia llegado a la fundación hacia dos o tres años, pesando 35 kilos que no podian sostener ni sus dientes, ni su cabello en su lugar, así que por las noches hacía rechinar sus dientes falsos, cuando la ansiedad lo hacia caminar sonámbulo y comer cualquier cosa.

Para él una casa grande o pequeña estaba bien,sólo no quería ir a ningún lado sin su familia, que era lo unico permanente en la vida de todos, era lo único que se quedaba, lo que era real y bueno.
Pero los nervios le hacían doler el estómago y traicionaba su hinchazón, así que selo sostenia con la mano mientras el auto los movia para todos lados.

LLegar a la entrada de ese hogar fue muy intimidante, aún para Eloise, pero el francés, que era perseverante, se mostró seguro aunque no lo estuviera, y siguió a Florence, recordándoles a todos sacudirse cuando entraron a la majestuosa y un poco descuidada casa, que era cálida y que aún guardaba eco perdidos de risas infantiles.

Había una chimenea caliente y olor a comida, y en el gran living estilo cottage habia una familia muy hermosa y mustia. Elo sabia que aquel que lo miraba tan fijamente y estaba tan bien parado debía ser uno de los Señores, y llevaba un bastón y una bota ortopédica, porque seguramente se habría fracturado el pie.


-Buenos días, soy Morgan Van der Schneed de Steel.- Se presentó el intenso rubio- Éste es mi esposo, Cain,y los hijos que viven conmigo, Alex y Margot. Tengo ocho hijos más, tres viven aqui al otro lado del lago, y otros repartidos por allí.
¿Son ustedes de la fundación?-




-Así es  señor, mi nombre es Eloise Le Bianc, yo me encargaré de los quehaceres de la cocina y el aseo de los cuartos principales , él es Elvan, se encargará de el aseo general, éste es mi hijo Adrien,él me ayudara y le prometo que no será molestia...-

Se aferraba al pecho del niño como si fueran sus brazos un collar protector.

-Y él es Zarajevo, temo que no habla alemán, pero es de mucha confianza y muy eficiente, él se encargará de sus jardines y exteriores...-



Conejo los miró unos momentos, pareció enternecido por el niño,aunque tampoco tenia opcion, se habia caído de las escaleras llevando toallas y ahora tenia enyesado el pie, así que necesitaba ayuda.
Le parecieron todos muy sufridos y jóvenes, pero confiaba en Florence porque le caía bien.

-Bueno, vengan, les mostraré toda la casa.-
Dijo y  se volteó, y entonces Zarajevo abrió rápidamente la puerta de afuera y corrió a vomitar en el hall, los nervios lo habían traicionado.

Por un momento, los empleados creyeron que estaba todo perdido, pero Conejo parecía ser una persona benévola y azuzó a su hijo Alex.
-Debe estar descompuesto por el viaje y los nervios, dale un vaso de agua...-

 Elo siguió con Elvan y con Adrien, porque debian obedecer, y pideron disculpas de parte de Zara.
avatar
Eloise

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Elvan el Miér Mayo 21, 2014 6:39 pm

Elvan llevaba su belleza escondida tras la ropa, escondida tras aquella expresión de miedo que siempre acompañaba sus ojos. No le gustaban los gigantes oscuros junto a la carretera y cerraba los ojos apoyándose en el cuerpo y el olor de Eloise, porque Eloise no mentía era real y no cambiaba cuando las sombras se aproximaban de re pente.

A Elvan no le gustaba mudarse, odiaba los monstruos que podían esperarlos en el siguiente lugar, pero sobre todo odiaba la idea de poder ser separado de alguno de aquellos tres con los que iba, ellos eran su familia, su todo, eran lo único seguro que tenía en el mundo. Así que de algún modo era bueno que hubiesen decidido no separarlos... Creía que con aquella nueva amenaza lo mejor sería tener a la vista a su familia siempre que pudiera. Ellos no le mentían, ellos le decían cuando un monstruo estaba o no allí.

Llegaron a aquel lugar inmenso y sus manos se cerraron con fuerza en el brazo de Eloise, porque aquellas personas eran extrañas y ese lugar demasiado grande, seguro había sombras allí, muchas sombras en todos lados. Aquellos hombres le parecieron inmensos y solo dejó que Eloise hablara sobresaltándose cuando Zara salió fuera a vomitar ¿un pie allí dentro y ya lo habían enfermado? No quería que nada le pasara a Zarajevo... pero no podía decírselo a Eloise con esas personas delante así que apretaba más su brazo sin darse cuenta que seguro dejaría sus dedos marcados.

Como hemos tenido muchos hijos podrán tener cuartos separados, vengan por aquí —comentó Cain yendo con ellos y en ese momento Elvan se asustó mucho y miró a Eloise negando con la cabeza. Algo que Cain notó— los pondremos en cuartos conectados —les dijo suave sintiendo que podían quebrarse en cualquier momento— y el pequeño Adrien puede dormir contigo Eloise —le dijo enseñándoles la habitación y que vieran que había puertas que las unían por dentro.
*********

Mientras tanto Alex había estado de acuerdo con la idea de traer gente que tuviera problemas a ayudar, porque le pareció buena idea que ellos pudieran ayudar a alguien mientras les ayudaban a ellos. Especialmente con su papá así y él con su proyecto siendo construido fuera. Cuando vio aquel sujeto grande salir fuera y vomitar se apuró a obedecer a su papá, fue a la cocina a por un vaso de agua y un paño para que pudiera limpiarse la boca, salió y lo encontró.

Hola ¿estás bien? —preguntó estirándole el vaso de agua y el paño de cocina para que pudiera limpiarse— no pasa nada, bebe un poco de agua —dijo lento ladeando el rostro sin llegar a tocarlo.
avatar
Elvan

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 25/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Eloise el Miér Mayo 21, 2014 10:09 pm

Zarajevo asintió  sin mirarlo porque no entendía ni mierda, bebió todo el agua y caminó presuroso a volver donde estaba Elo.

La casa ahora guardaba muchos recuerdos y funciones que ya no cumplía,parecía casi extrañar la presencia de los niños, porque Adrien se sentía curioso y atraído por todos los rincones, así que su cabeza se asomaba por todos los cuartos, pero su mano estaba fuertemente encadenada por el agarre de Eloise.

En su mente, el taciturno y sereno cocinero francés recorrió esa casa con las faldas largas y negras de su ropa, que ocultaban calas y botas del mismo color, y ese sería el uniforme también para Elvan, de negro y delantal blanco mientras escuchaban la descripción de sus tareas y las exigencias del hombre rubio, cuyo ojo se veia, podia detectar  la mala limpieza a kilómetros.

Ante la sugerencia de que podian acomodarse como quisieran, Elo supo que menos era mejor, así que asintió muy cortezmente.- Muchas gracias Señor Steel, nos acomodaremos rápidamente.-
Aseguró indicandole a su hijo que dejara las maletas en el cuarto que alguna vez fue de Syo.

Al Señor Morgan le decían Conejo, pero no tenían permitido llamarlo así, sólo debían llamarlo por su nombre y no usar diminutivos. Él había confeccionado una lista larga de reglas y normas a seguir para la casa y les convenía aprenderla con celeridad, porque de eso dependia su labor, así que ya tenian mucho que hacer recién llegados.

Conejo por último les mostró la cocina, que era grande y completa, y los miró a los tres.
-Ya saben lo que tienen que hacer, les aconsejo que se apronten rápido. Mi esposo y yo saldremos ahora a almorzar a lo de nuestros hijos y volveremos en la noche.
Del menú te encargarás tú,  y afuera hay que palearla nieve antes de que atasque los autos que tenemos, si tienes dudas llámame a mí, no quiero que molesten a mi marido.-
Dictaminó el hombrecillo rubio mientras se ponia los guantes y se fue, dejándolos por fin solos.

Rapidamente, Eloise suspiró y se puso a mirar todo y luego a los muchachitos, Elvan y Adrien.
-Bueno, no se queden ahi parados, Adrien, Elvan, vayan y acomoden el equipaje en las únicas dos habitaciones que ocuparemos, cuando terminen, pónganse los uniformes y vengan para acá.-
Dijo y antes de que se fueran, Elo retuvo a Elvan y lo hizo voltearse.
-Siempre ten tu cabello trenzado cuando trabajes, podría caerse un pelo tuyo en algún lado y será nefasto.-
Dijo a modo de regaño-enseñanza-consejo, comenzando a trenzar sus largas hebras.
-Vas a limpiar los muebles de cuero de las salas, y si hay algun cuarto ocupado, recuerda siempre golpear antes y avisar que eres de la limpieza. Si tienes algun problema o algo te incomoda, debes venir a mí¿has entendido?.-
avatar
Eloise

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Elvan el Miér Mayo 21, 2014 10:24 pm

Había muchas reglas que cumplir y una casa muy grande que limpiar. Elvan sabía que ahora Eloise sería quién le diría que estaba a salvo, quien lo cuidaría de aquella gente. En su cabeza todo siempre estaba desenfocado, como si viera todo borroso. Pero ellos tres eran momentos de enfoque en su vida, cuando veía todo claro, sabía que ahora Eloise lo cuidaría de aquellas personas, ellos se veían borrosos y oscuros... prefería solo hacer su trabajo en silencio y luego volver a sentarse a su lado.

Fue a limpiar esos sillones con mucho cuidado, con su cabello trenzado largamente, limpió el cuero y volvió junto a Eloise.

Terminé —le dijo suave jugando con sus pulgares, nervioso, estaba seguro de haber visto una sombra antes— ¿puedo dormir en tu cuarto Eloise? —comenzó a mirar a todos lados— no quiero dormir solo, los monstruos van a atraparme —dijo asustado de todas aquellas personas tan distintas.

Luego salió fuera a ayudar a palear la nieve.
avatar
Elvan

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 25/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Eloise el Miér Mayo 21, 2014 10:54 pm

La noche llegó y Eloise mandó a llamar a Elvan, a quien no le correspondían tareas del jardín, Elvan nunca debía salir de la casa y esa era una regla para él, y siempre debía estar cerca de Eloise.

Por la noche les hizo a todos la cena, porque cada uno debía comer algo distinto. Adrien muchas legumbres y vegetales con carne, Elvan carne con legumbres y puré de patatas, y Zarajevo su porción de pastas con carnes blancas.
Zarajevo seguía una dieta muy proteica, y Eloise se la hacia cumplir tuviera hambre o no, para que no comenzara a deteriorarse de nuevo.
Comieron tranquilos mientras Eloise peinaba los cabellos de todos y los destrenzaba y luego, llego la hora de dormir, pero todos querían dormir en el mismo cuarto, así que desenrollaron colchones y acondicionaron la habitación de Syo, que era grande a pesar de todo.

A Adrien el fascinaba la cantidad de cosas que tenia ese cuarto, guardadas en cajas y bolsas,peluches muy lindos que rozaba con los dedos.
-Papi podemos quedarnos con los peluches Elve y yo?-
-No etoile, porque esos juguetes son de alguien más.-
-Pero nadie los está usando, y estan guardados aqui muy tristes¿y si nadie los quiere?.-
-Mañana preguntaremos a los Señores si tienen dueño y si no, tal vez puedas quedártelos, pero no te hagas muchas ilusiones Adrien.-

El niño dormía en la cama principal junto con Zarajevo que ya estaba durmiendo, agotado de un dia de palear nieve, y en la otra cama armada estaba Elvan.
Eloise se acostó junto a él y lo cubrió con todas las sábanas y colchas, sonriendole porque sabia que habia tenido un largo y perturbador día.
-Descansa, y prometo que cuando despiertes, voy a estar aquí, y siempre voy a estar aquí.-
Le susurró en los ojos mientras peinaba todo su cabello.
avatar
Eloise

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Elvan el Miér Mayo 21, 2014 11:20 pm

Y comieron, Elvan en silencio hasta que al fin estuvieron en su cuarto y pudieron ponerse todos juntos, porque Elvan no quería estar lejos de Eloise ni Adrien ni Zarajevo. Miraba esos peluches con desconfianza ¿y si tenían monstruos dentro? ¿Cómo iban a saber qué no estaba la oscuridad escondiéndose y esperando a salir? No quería volver a la oscuridad.

Sonrió cuando sintió a Eloise a su lado y asintió porque nunca en la vida desconfiaba de las palabras de Elo, él siempre decía la verdad, siempre lo hacía sentir mejor.

No dejes que los monstruos me atrapen —le pidió abrazándolo, porque cuando los monstruos aparecían hacían cosas y él las odiaba, odiaba todas esas cosas, no quería ser una víctima de los monstruos de nuevo, tenían que permanecer juntos.

Para la mañana abrió los ojos y Eloise estaba a su lado, como había prometido, aunque ya se había levantado y él debía hacerlo también. Se puso su uniforme y esperó para que Eloise le trenzara su cabello largo. Justo cuando abrieron la puerta del cuarto iba pasando por afuera el señor alto y Elvan se sobresaltó de miedo, pero él solo los miró y sonrió.

—Buenos días, espero que durmieran bien —y siguió caminando. Elvan miró a los demás.

¿Tendrá él un monstruo dentro? —preguntó al oído de Eloise.
avatar
Elvan

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 25/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Eloise el Miér Mayo 21, 2014 11:26 pm

Codeó al pequeño retoño por sus pensamientos y saludó al Señor Steel con cortesía- no lo creo, no digas eso frente a los Señores nunca.-,luego llevó a Elvan a la sala de música que estaba vacía y le mostró lo que debería hacer.
-Limpia todo con cuidado, sobre la superficie, no abras el piano, no toques los instrumentos apoyados, no desarmes los clarinetes, trata de hacerlo todo con mucho cuidado¿comprendes? estas piezas son del hijo de los Seores, y es un músico muy exitoso y muy cuidadoso con sus cosas, limpia como te enseñé y si tienes dudas, me buscas en la cocina.
Si el Señor Morgan te habla o el Señor Cain, tu responde sí y comunícamelo, no huyas ni salgas corriendo, recuerda que ellos te pagan para que les ayudes con ésta casa.¿comprendes?.-
avatar
Eloise

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Elvan el Miér Mayo 21, 2014 11:40 pm

Elvan asintió y cerró fuertemente los labios para no decir nada más, tomó su paño y lo demás para limpiar y empezó a hacerlo... pasaba el paño abierto por sobre la superficie del gran piano y cubriendo la punta de su dedo cuando llegaba a las esquinas, todo con mucho cuidado.

Empezó con el piano porque los otros instrumentos le daban miedo, no quería moverlos y que luego apareciera el hijo de los Señores y lo retara, el piano no podía moverlo así que limpiaba cuidadosamente, habían cuadros en las paredes, pasó paño sobre el vidrio... todo era tan silencioso y ruidoso a la vez, todos los sonidos parecían amplificarse allí dentro... no quería que apareciera la oscuridad y los monstruos, miró los instrumentos en las esquinas y se acercó a uno muy grande y comenzó a limpiarlo, con mucho cuidado de no moverlo, haciéndolo solo por encima.
avatar
Elvan

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 25/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Eloise el Miér Mayo 21, 2014 11:59 pm

- Elvan-
Lo llamo suavemente por el pasillo, mientras se secaba las manos algo sonrosadas por estar con agua caliente en una casa tan fría.
Lo vio salir de la sala de música y sonrió satisfecho y dulce.-Lo hiciste bien, ven, es hora de almorzar, hoy toca raviolis¿siguen siendo tus preferidos?.-

Le dijo acomodando el cuello de su uniforme que estaba medio soplado por el viento y jalo su falda para abajo, para que le quedara mas larga.
-Ho...lo olvidaba, ven conmigo.-
Y le mostró la sala de trofeos y logros familiares de la casa.
-Éstos son todos los integrantes de la familia, los Señores Steel  tuvieron diez hijos en total.-
Le contó a Elvan, abrazando su cintura, tomando su mano para que juntos recorrieran todo aquello.
-Fueron muy exitosos, pero ya no viven aqui, salvo éstos dos, el joven Alex y el joven Margot.-
Habia una gran foto encuadrada de Margot tocando un violonchelo en una filarmónica.
avatar
Eloise

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Elvan el Jue Mayo 22, 2014 12:11 am

Asintió a su pregunta y luego lo siguió, aquellos pasillos eran largos y anchos y él se sentía como flotando perdido en ellos, llegaron a esa habitación, y él miró con los labios bien cerrados todas las fotos, como tratando de memorizar quién era quién, pero lo cierto es que lo olvidaría y de todos modos lo asustarían cuando los viera. Pero ese último, ese último le obligó a abrir los labios y decir algo.

No luce como un monstruo —dijo muy bajito, porque tal vez podía sentir incluso a través de la fotografía que estaba dañado también, que no era una amenaza como le parecía todo el mundo, él no lucía tan desenfocado.

Tomó la mano para ir a comer con él, sabía que había mucho que no podía decir y que debía estar la mayor parte del tiempo en silencio, porque hablar podía traer problemas y los problemas traían oscuridad. Luego seguiría limpiando la habitación de música.
avatar
Elvan

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 25/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LLegando a casa de los Steel

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.