Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Adios a Vaal
por Allen Vleck Miér Oct 11, 2017 4:59 am

» El silencio de Adhara
por Adhara Mar Jun 30, 2015 2:12 am

» Residencia Dumstone para jovencitos
por Diadema Miér Mayo 06, 2015 3:21 am

» Traumatología
por Dr. Hegel Lun Nov 24, 2014 12:56 am

» Uniones arregladas
por Fred III Jue Nov 06, 2014 5:55 pm

» Alemania antes de una boda
por Allen Vleck Lun Oct 27, 2014 2:38 am

» Hijos de asesinos
por Fred III Sáb Oct 25, 2014 6:59 pm

» La vida en Omsk tras los años dorados
por Mirzy-Lavy-Kiry Jue Oct 23, 2014 6:36 pm

» Mágica Londres
por Cain Dom Oct 05, 2014 6:06 am

» Revolución
por Vaalmir Mar Jul 22, 2014 3:59 am

» Imagenes sexys
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 6:14 pm

» El interior
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 12:43 am

» El Pacto de Granate
por Engel Spiegel Dom Jul 20, 2014 4:28 am


Los conejitos

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los conejitos

Mensaje por Conejo el Miér Mar 12, 2014 3:26 am

La vida en París es distinta a la de Alemania, sobre todo cuando uno vive cerca de la zona agrícola, rodeado de maizales dorados y de campos rojos de sorgo y cebada.
Todo el sendero atravesaba las arboledas de manzanas verdes que se cosechaban cerca de la primavera y llenaban cajones y cajones en los camiones.

Ian y Rose le construyeron a su amado hijo y al muy querido Nikolai una casita en el gran patio de su propiedad, de manera que solo estaban a unos arboles de distancia y sin embargo estaban bien así, eran felices en esa pequeña familia de cuatro.
Casa de Violett y Nikolai:

cuarto de los papis:
Spoiler:
Spoiler:
Spoiler:

El nacimiento de los gemelos fue todo un suceso en el barrio donde vivían, los niños eran hermosos y una mezcla perfecta de sus padres. Con el cabello de un magenta intenso y liso, sedoso al tacto y perfumado con la esencia de Violett, de pieles blancas como la leche, caucásica como la de su padre alemán, y portadores de enormes y hermosos ojos azules como los de su abuelo Ian, de vocecitas musicales pero profundas y llenas de vigor.
Cain y Morgan fueron llamados, aunque no siguieran la tradición de nombrarlos como flores, y sin embargo eran el fruto perfecto de la felicidad de sus padres, con sus melenas fantasiosas paseandose en los jardines de las casas, saltando de ventana en ventana para compartir con sus abuelos el día.
Cain y Morgan hacían todo juntos, y hacian demasiado, siempre habia que bajarlos de algún árbol o terraza, sacarlos de algún hoyo, y bañarlos cada dos o tres horas.
Cuando no andaban desnudos correteando y jugando a ser elfos del bosque  y cazar mariposas con las manos.

Con mucho amor, sus padres les dieron un cuarto que pudieran compartir sin problemas.

Spoiler:

Pero asi como vinieron los gemelos, llegaron mas niños, casi consecutivos, y la casa se fue agrandando más y más como los nombres en el buzón de  las cartas y la fila de pantuflas en la puerta.
A los gemelos, les siguió Lillium, un bello niño de cabellos anaranjados y ojos de un opaco verde, una expresión de enfado tierno que acentuaba sus pequitas pelirrojas y sus cachetes pushurrables. Lillium o Lilly, Lilu, era un pelirrojo bravo e inquieto, que siempre arruinaba los planes de sus hermanos y que siempre contenia el aire para no llorar y preferir parecer indignado.
Era regordete, como un malvavisco, nada de la fina flacura de sus hermanos y por eso prefería portarse gruñón y entretenerse leyendo.
Lillium flor:

Su cuarto era su refugio durante mucho tiempo, alllí construía sus mundos y explayaba su rebeldía imaginaria con dragones, principes, doncellos, caballeros y muchos cuentos.
cuarto Lillium:

Luego, llegó Daphne, un callado, dulce y tímido niño de cabellos rosados como su papá y su abuelo, con bellas ondas y rizos que recordaban a los Spiegel de sangre pura y enormes ojos verdes como una pradera. Esa piel aduraznada y su bello mentón recordaban mucho al abuelo que jamás conoció, Daphne era un llorón, tal vez porque era demasiado sensible y asustadizo, pero también era compasivo y benévolo, gustaba de pasar tiempo con sus abuelos y compartiendo sus tareas hogareñas, usando vestidos y flores en el pelo, huía de los extraños o vecinos que le hablaban al pasar y temía a las tormentas.
daphne flor:

Su cuarto estaba cercano al de sus padres.
Spoiler:
Jardines:
jardines entre las casas:
Ian reciclando muebles de jardin:
puerta trasera de la cocina de la casa de los abuelos:


Muros:

_________________
"He aprendido que estar con los que yo quiero es suficiente." Walt Whitman



avatar
Conejo

Mensajes : 409
Fecha de inscripción : 28/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Violett el Miér Mar 12, 2014 5:31 pm

Lo bueno de tener un esposo bailarín era que podía hacerle cuatro hijos sin cansarse. Además eran cuatro hijos hermosos. Estaba feliz con todos y cada uno de ellos, tenía a sus padres cerca, a sus hijos y al hombre que amaba, el mundo era un lugar feliz... claro, de vez en cuando los gemelos los hacían rabiar, pero tampoco es que uno pudiera enojarse con ellos mucho tiempo cuando ponían sus caras de perro mojado bajo la lluvia. Además, era culpa de Nikolai que fueran tan activos, sus genes totalmente, con eso de bailar, seguro que se los había pegado a los chicos.

Violett trabajaba ahora como manager, era manager de Nikolai y de uno que otro deportista ocasional. Eso le dejaba más tiempo para trabajar desde casa y estar con los niños, aunque estos pasaban mucho tiempo jugando en la calle. Excepto Lily que gustaba más de los interiores, Daphne prefería el jardín y los gemelos... los gemelos pensaban "debes alcanzar a volver para la cena, es el límite" andaban por todas partes, aunque Violett les tenía prohibido alejarse hasta salir de la última casa de aquel lugar campestre que consideraban "barrio". Ellos sabían hasta donde podían llegar, aunque sabía que algún día no harían caso.

Estaba ordenando los juguetes que habían tirado por ahí (sabía que era bueno que lo hicieran ellos mismos, pero le encantaba ordenarlos por color o tamaño), cuando escuchó que llegaba Nikolai, así que fue corriendo a abrazarlo y darle un beso, y luego otro un poco más intenso, luego comenzó a besar su cuello, volvió a sus labios, jadeó mirándolo a los ojos...

Y se apartó porque los niños podían aparecer en cualquier momento.

¿Cómo estuvo tu día? —preguntó sonriendo y entonces miró a las cabezas pasar corriendo en el patio, no vio más que sus cabezas, pero supo que iban a la bodega. Miró a Nikolai y se apartó para ir a ver a la ventana, alcanzó a ver cómo cerraban la puerta— creo... que han traído un perro —le dijo a su esposo volviéndose a verlo, se acercó a abrazarlo— podríamos dejar que se lo queden... —se afirmó a las caderas de Nikolai, con voz suave y mirándolo entretenido— así aprenden a ser responsables y eso... dejémoslos que disfruten por hoy y en la noche vamos a ver qué clase de perrito es —se alzó a darle un beso corto— ¿qué dices?
avatar
Violett

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Nikolai S el Miér Mar 12, 2014 11:01 pm

Abrazó a su esposo, feliz de volver a su hogar afrancesado y su familia campestre.
Vio  a los niños correr hacia el vagón que tenían en el patio y tambien pensó que tenian un perro así que decidió dejarlos.
-Si...una mascota hará bien, les dejaré un poco de pollo y agua por si quieren darle de comer a "escondidas". ¿Tomamos té con tus padres? Traje croissants de jamón.-

Dijo entusiasmado por comer(?). Francia no tenia una pastelería tan abundante como la de Alemania, era mas bien fina y hecha para la degustación, prolija, por ende era dificil encontrar un manjar amuchado y grasiento tan fácilmente, eso habia que comprarlo en las tiendas de menor calidad o mas afuera de la ciudad.
Nikolai extrañaba las apferstrudel con las que se crió y las tortas de 7 chocolates empapadas en licor al coñac que Conejo siempre compraba porque no sabia cocinar para la merienda invernal.
Sin embargo, habia aprendido a amar la vida en Francia, adoraba las croissants de jamón y los muffins de nueces, el té de hierbas finas y el buen café.
avatar
Nikolai S

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Violett el Jue Mar 13, 2014 12:17 am

Asintió ante lo del pollo porque pareció buena idea.

No, mis papás andan en no sé donde haciendo evaluando un proyecto, si me preguntas a mí creo que querían escaparse un poco —rió entretenido. Y miró los croissants... ah, sabía que Nikolai amaba la buena pastelería, la verdad es que (nunca se lo había dicho) pero había intentado aprender a cocinar esa clase de cosas para que él pudiera disfrutar de esas cosas, pero sus intentos fueron un desastre y tiró la comida y nunca le contó de ello. Tal vez cuando fueran de visita a Alemania le pediría algún tip de cocina a Max.

Finalmente fue a buscar a sus hijos para que pasaran a la mesa, a los más pequeños los encontró fácil, salió afuera a gritarles a las copias que entraran y estas salieron de la bodega con sus peores caras de inocencia.

¿Qué tanto hacían ahí? —preguntó aunque la respuesta era obvia.

—Nada —Morgan habló primero, él se hizo el que les creía y se volteó para entrar a la casa.

Bueno, pero no se vayan a meter con las herramientas de su papá, que luego las pierden, ahora a lavarse las manos para comer —entró y fue a servir la mesa.
avatar
Violett

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Nikolai S el Jue Mar 13, 2014 3:49 am

Tomaron la merienda tranquilos, luego, Nikolai se fue a dar una ducha y a  cambiarse por ropa mas de entre casa y mientras se secaba el cabello, vio que en el botiquín del baño la puerta estaba abierta, asi que extrañado, miró adentro y notó que...en efecto, faltaban gasas y cinta higiénica.

Pensó entonces que, tal vez, los niños se habían lastimado o el perro que habían traído se habia lastimado, así que  fue a buscarlos al vagón a ver qué hacían.
Descubrió pedazos de croissant en el suelo asi que se habian robado la merienda y habian salido corriendo,a veces sus hijos eran tan tiernos!.
Entró despacio para ver qué hacían y vio lo que pasaban en cuestión y...se quedó impactado.
Había un niño albino sentado junto a los niños, pequeño, tal vez de cuatro o cinco años, tenia un abundante cabello blanco y ondeado, unos enormes y dulces ojos amielados y vendas en la frente y el brazo, mal cortadas y mal puestas. 
Comía la merienda que los niños le habian traído con timidez y cansancio y cuando fue descubierto por todos los niños, se quedaron helados.

Salvo Morgan, ese siempre tenia la salida rápida.
-¿Papi nos lo podemos quedar? Lo encontramos solo en la calle.-

Nikolai estaba un poco en shock, no atinó a decir nada al principio y se acercó al niño, con lentitud y agachándose para ser abrazado por el cuello por sus florecillas, a ver si así lo convencían.
-Hola pequeño... tu...¿tienes nombre?....-
Pregunto suavemente, mientras el hermoso y perlado niño lo miraba fijamente y sereno, pero no respondió y siguió comiendo.

-¿Papi podemos llamarlo Magnolio? o ¿Jazmin?.-

-Yo quería ponerle Muffin.-
-Eso es una comida!-
-Pero son deliciosos!-


El abrumado padre necesitó un momento para pensar bien qué hacer. Alguien debía estar buscándolo en algún lado, pues recordaba haber visto esa cabellera, sólo que no sabía  en donde.
-Bueno, voy a buscar...un segundo.- Se fue hacia adentro y llamó a Violett.- Hm...ven a ver lo que trajeron los niños.-
avatar
Nikolai S

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Violett el Jue Mar 13, 2014 4:02 am

Violett había lavado los platos mientras su esposo se ponía a seguir a sus hijos, cuando este lo fue a buscar él fue con la tranquilidad de quien va a ver un perro, pero al llegar allí se congeló por completo. Un niño. Habían tenido un niño en la bodega.

¿Qué está pasando aquí? —y se lo preguntó a Nikolai pero este claramente tampoco sabía nada como él, y fueron los niños los que empezaron a decirle atropelladamente de cómo lo habían encontrado en la calle herido y se lo trajeron a casa.

El niño era hermoso, lo miraba con sus ojos inmensos, medio encogido como si quisiera no ser visto realmente. Por ahora no había demasiado que pudieran hacer, alguien debía estarlo buscando pero ¿por qué estaba así? ¿Quién le había hecho eso?

—Papi, nos lo queremos quedar, anda, di que sí —pero él estaba enternecido por ese pequeño y se acercó a él despacio.

Hola, soy Violett —se presentó para que el pequeño supiera su nombre— ¿no me dices tu nombre? —pero no decía palabra, él miró a Nikolai con preocupación y luego volvió los ojos dulcificados hacia él— vamos dentro ¿quieres? Te daremos un baño con agua tibia, te pondremos vendas nuevas y luego más comida ¿quieres? No tienes que ir a ningún lado esta noche, si no quieres —cuando estuviera a solas con Nikolai conversarían lo que debían hacer.
avatar
Violett

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Nikolai S el Jue Mar 13, 2014 10:51 am

Ho...todo fue de complicado a turbado desde ese momento.
El pequeño pasó la noche con ellos y lo cierto es que durmió como príncipe, aunque no saliera de su boca palabra alguna.
Resultó que ese niño si tenia origen, ahora recordaba de donde lo había visto. Iba al kinder con sus niños a veces, no siempre, con un guardapolvo muy sucio. Sus padres eran una familia muy extraña y con muchos problemas de pareja, uno era alcohólico y el otro no paraba de tener hijos y tenia un leve retraso mental.
Ya les habian sacado a la mayoría de los niños y ahora al parecer tambien iban a sacarle al joven "Pierre".

Mientras encontraban hogar para el chico,podia quedarse con el matrimonio Spiegel Steel como familia sustituta, y eso planteaba en la mente de Nikolai la posibilidad de adoptarlo.
Mientras los niños jugaban en os columpios con el muchachito, el pelirrojo abrazaba a su amante, ambos sentados en el portico de su patio viendo a los niños jugar y sosteniendoles el plato de galletitas.
Pierre entonces llegó corriendo con sus amielados ojos y los miró sonriente.
-Hola.-
Dijo con su diminuta voz, robó una galleta y salió corriendo.
- Rosenrot....- Dijo Nikolai para referirse a su amorcito, que en alemán del este significa rosado.-...y si lo adoptamos?...puede dormir en el sofá hasta que le hagamos cuarto, se ve feliz aquí y los niños lo adoran...-
avatar
Nikolai S

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Violett el Jue Mar 13, 2014 1:46 pm

Había pasado todo muy rápido. Habían acogido a ese pequeño con el cariño que siempre les sobraba, era un pequeño dulce que solo buscaba un poco de cariño y tranquilidad, y la encontraba en esa casa. Se acomodó mejor en Nikolai y lo pensó un momento, no es que tuviera que pensarlo mucho, no quería que ese pequeño niño tan débil terminara en adopción para ser víctima del sistema.

Sí, creo que debemos adoptarlo, si hablamos con mis papás ellos nos ayudarán a construirle un cuarto sin ningún problema —le dijo mirándolo jugar con los otros niños, que tenían ese aire protector hacia él— no podría dejar que se fuera ahora —le dijo mirándolo y besando sus labios despacio, cerrando los ojos y disfrutando de la suavidad de sus labios, humedecíéndolos con los suyos solo un poco.

Llamaron a los pequeños entonces, y Violett tomó la mano del pequeño, inclinándose para verlo a su altura.

Mi hermoso niño —le dijo acariciando tu mano— queremos que vivas con nosotros, que no te vayas nunca, te daremos un cuarto y una cama, todo para ti ¿eso te gustaría? —porque si el niño quería irse no lo iba a obligar. Él pequeño miró las galletas y luego a él

—Sí —se robó una galleta y volvió a salir corriendo, sin darle mayor importancia, reuniéndose de nuevo con los otros. Violett rió suave.

Es realmente un niño especial.
avatar
Violett

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Nikolai S el Jue Mar 13, 2014 2:48 pm

-Lo es...-

Afirmo Nikolai besando el cuello de su esposo mirando  al nuevo miembro de la familia,porque ya estaba mas que adoptado y adaptado. Cuando Nikolai fue a firmar los papeles, decidió cambiarle el nombre al niño por el de Jasmine Spiegel Steel, porque era blanco como los jazmines de su jardín y porque todos sus hijos tenian nombre de flor.


Ian y Rose estaban más que felices de tener un nuevo nietito al qué mimar y colmar de atenciones, aunque hablara muy poco, ellos lo adoraron al instante.
Llegó el dia de la foto familiar que le mandaban todos los meses a sus padres en Alemania, así que le pidieron a los niños que se pusieran ropa linda para salir en una postal.
A Jasmine le habian comprado el mismo guardarropa para toda ocasión que los niños, es decir, ropa distinta sí, pero para las mismas ocasiones, dia de verano, cumpleaños, fiesta,escuela, casamiento, navidad, etc.
Todos vinieron con ropas para la foto, limpias, sin manchas, jeans planchados, camisetas brillantes y el pelo aseado, o bueno, apenas rociado con agua.

Y luego apareció Jasmine con smoking formal. Los niños rieron y Nikolai tambien, y se acercó a alzar al pequeño.
-¿Pero qué te pusiste  pequeña flor?.- Rió suave.
-Dijiste ropa elegante, creí que esto era elegante.-



Nikolai besó su cabeza y lo trajo hasta el sofá, riendo y cuidando de no arrugar su traje para eventos familiares importantes. Se sacaron la foto y la mandaron a sus padres adjuntando una frase de "Una nueva flor en nuestro jardín". Muy cursi,pero por suerte Violett era igual de cursi y ninguno de los dos mayores se avergonzaba de su cursilería.
avatar
Nikolai S

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Cherie S. el Jue Mar 13, 2014 8:38 pm

Jasmine era el nuevo nombre de aquel pequeño, estaba feliz con su nuevo nombre, su espacio y sus hermanos, y ellos estaban feliz con él, lo ayudaban a ponerse más al día con la materia de la escuela a la que había faltado por la negligencia de sus antiguos padres, pero aprendía bien con la ayuda adecuada. Lo miró enternecido cuando llegó con ese traje.

Te ves precioso —le dijo y posó para la foto. Sabía que sus suegros pronto querrían conocer a su nuevo nieto, probablemente en cuanto vieran la postal. Él estaba feliz, creía que cinco hijos era un buen número y se sentía orgulloso de todos y cada uno de ellos.

****
Andrei y él llevaban ya un buen tiempo de casados, eran estables, se adoraban y viendo a su hermano mayor tener a los gemelos, se estaba planteando la idea, siempre se vio teniendo hijos, aunque no muchos, solo uno, cuanto mucho dos. Pero era algo que obviamente quería hablar con Andrei, así que ese día llegó antes a casa, le preparó una hermosa cena a la luz de las velas, puso flores en la mesa y ordenó la comida porque la suya era pésima, pero pidió la comida favorita de Andrei. Cuando este llego lo recibió con un beso, estrechándolo contra su cuerpo y guiándolo al salón donde estaba todo.

Bienvenido a casa —le dijo con una sonrisa, apartando la silla para que se sentara y luego moviéndola para que se acomodara, luego sirvió de beber para ambos y se sentó frente a él, mirándolo con una sonrisa— ¿cómo estuvo tu día?

avatar
Cherie S.

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Andrei S el Jue Mar 13, 2014 8:51 pm

Andrei tenia una vida muy estable, con su pareja y en su trabajo.
Habia dejado de enseñar desde que habia tenido problemas para que le pagaran y además se volvió a lesionar en la pista, aunque eso ya debia de preveerse, nunca volvería a ser la misma su pierna después de aquel accidente.
Además se enfermaba seguido de la garganta por estar tanto en el hielo, as´que decidió comenzar a trabajar con su padre y abrir su seccion de jardinería y paisajismo, diseñando paisajes y jardines para los clientes que querian transformar sus baldíos o patios internos en paraísos naturales.

Volvió temprano a casa y encontró a su buen esposo con otra sorpresa romantica que le iluminó el rostro.
- Bien, estuvo bien, mucho trabajo.Ho...a qué se debe el agasajo?...-
Dijo sentándose  y olisqueando su comida favorita, pollo al curry.- Hmm...delicioso...¿vas a engordarme para Navidad mi amor?...- Lo miró mejor y notó que se le salían los ojos de brillo.- Conozco esa mirada...¿qué tramas pilluelo mío?.-
Dijo ene se tono dulce como cuando él era aún el hermano mayor y Cherie un niño tímido y adorable.
avatar
Andrei S

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Cherie S. el Jue Mar 13, 2014 8:59 pm

Andrei siempre sabía cuando tramaba algo, él se dio el lujo de cortar un poco de su comida y llevárselo a los labios para saborear antes de responder.

He estado pensando algo hace ya un tiempo, y creo que es buena idea que lo conversemos —estiró su mano para alcanzar la de su esposo y besarla— ¿Cómo te sientes acerca de la idea de tener un hijo? A mí me gustaría, tal vez no cinco ni tres, pero uno, sí, uno o dos —le acariciaba la mano mientras hablaba— yo sé que cambiaría nuestras vidas drásticamente, por eso quiero que lo hablemos, saber cómo te sientes al respecto, y si te gusta la idea, cuánto tiempo quisieras esperar, quién de los dos lo cargaría —porque aunque él fuera el seme de la relación, si Andrei no deseaba pasar por el embarazo, él podría— ¿qué piensas, mi vida? —preguntó finalmente, con sus ojos esperanzados de niño que sueña con un mundo nuevo y maravilloso.
avatar
Cherie S.

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Andrei S el Jue Mar 13, 2014 9:52 pm

En el fondo, no le sorprendía la propuesta de su esposo, pero si que era para pensar.
Había tenido que contarle a Cherie sobre su pasado en el burdel, porque no queria tener secretos con él, pero lo cierto es que a pesar de que estaba sano, siempre habia temido que haber tenido sexo a tan temprana edad hubiera sido perjudicial para su matriz.

¿Sería demasiado pedir para ellos que pudieran ahora tener un hijo? La vida le habia recompensado mucho todo su sufrimiento, no queria ser tan pretencioso con el destino.
-Yo...-

Sus ojos estaban perdidos en las manos de ambos.- Yo tengo que...hacerme nuevos análisis, pero, me gustaría...sí, sí sería genial.-
Sonrió entusiasmado al final, tocando su delgado vientre y pensando que podría tener un bebé allí.- Creo que ahora es buen momento ¿no? somos jóvenes, tenemos trabajos estables...nuestros sobrinos aún son pequeños... y nuestros padres viven muy cerca, jaja -
avatar
Andrei S

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Cherie S. el Jue Mar 13, 2014 10:06 pm

Asintió comprensivo, sabía que Andrei se preocupaba mucho.

También creo que es buen momento y está bien, ambos podemos hacernos análisis, así podemos prevenir cualquier problema, y cuidarnos ya desde antes —ese era el punto, que ellos eran un equipo, hacían las cosas juntos— es un buen momento y siempre que queramos salir tenemos muchas niñeras en la casa grande —dijo en broma parándose para abrazarlo y darle un beso— te amo —ellos ya eran una familia, pero el deseo de agrandarla era dulce y hermoso, se sentía bien, le dio unos cuantos besos a Andrei— pediré hora mañana y nos haremos los exámenes —le acarició el cabello— hagamos un trato ¿sí? Nada de contarle a nuestros padres, al menos hasta que haya algo que contar, prefiero que esperemos a ver cómo va todo
avatar
Cherie S.

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Andrei S el Jue Mar 13, 2014 10:26 pm

Y estaban decididos a tener un hijo, pero no le dirían nada a sus padres hasta que no estuviera confirmadísimo.
Y sin embargo, las cosas noe ran tan fáciles como parecía. Al parecer, Andrei tenia pocas probabilidades de embarazarse rápido, pues su matriz estaba muy pobre y atrofiada. Cherie no tenia la  matriz  necesaria para embarazarse y entonces sólo les quedaba esperar a que pasara con todas sus fuerzas.
Andrei tomaba de todo y se hizo un doloroso tratamiento que consistía en inyectarse vitaminas en el útero para poder retener mas tiempo los óvulos, y Cherie ponia sus pelotas en frío, sentandose sobre potes de helado o champagne para mantener sus espermatozoides óptimos.

Llegó a llorar encerrado en el baño durante horas por no poder embarazarse, y en los últimos días ya no iba a trabajar, ni el sexo podía disfrutar, de tan preocupado que estaba de poder embarazarse.
Pronto ya dejó de intentarlo y se deprimió mucho, comprendiendo el dolor y el vacío de Max al no poder tener hijos.

Cada tanto,se hacia cuatro o cinco test de embarazo,solo por si,milagrosamente, habia quedado, pero siempre daban negativo hasta que llegó un día en que uno dio positivo.
El segundo tambien dio positivo, y desesperado, se hizo unos  cuatro más, ¡Todos positivos!.
Ya no habia dudas...llamó  a Cherie y desesperado le contó las buenas nuevas,ansioso de hacerse análisis y de poder sentir como un bebé crecía en su interior.
-¡Ya quedé!.- Exclamaba tan feliz. Por fin tendrían un hermoso niño.
avatar
Andrei S

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Cherie S. el Jue Mar 13, 2014 10:36 pm

Había sido realmente difícil, ambos sometiéndose a todo eso solo para poder tener un niño, pero lo deseaban, lo deseaban tanto. Él pensaba que solo necesitaban relajarse, dejarse llevar, pero también estaba la preocupación. Pero cuando recibió esa llamada, tomó el auto y corrió a casa, llegó y se lanzó sobre su esposo y lo retuvo en sus brazos besándolo con intensidad, dándole besos en su rostro, en su cuello, bajando hasta su panza y besándolo allí, dejándole cientos de besos sin importarle cuánto se le gastaran los labios.

Vamos a ser padres —le dijo feliz y volvió a besarlo, con las manos en su panza acariciándolo de forma protectora— hay que ir al doctor y ver que todo esté bien —decía aún dejándole besos— te amo tanto, eres maravilloso, sabía que podríamos, joder, te amo como no tienes idea —un par de besos más, luego lo miró a los ojos— te voy a cuidar tanto, en serio, no te dejaré tranquilo —bromeó besándolo de nuevo, estaba tan feliz.
avatar
Cherie S.

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Andrei S el Jue Mar 13, 2014 10:45 pm

Nada hacía sentir mas seguro a Andrei que  tener a su marido en casa con él para ese momento tan especial, quería saltar allí mismo o salir volando, o patinar...pero debia mantenerse calmado.
Darle la noticia a sus padres fue maravilloso, pero por suerte se lo tomaron con naturalidad, ya habian tenido muchas sorpresas de abuelos así que ésto sólo les producía una gran alegría. Conejo ya quería instalarse en la casa de ambos, pero Andrei se tuvo que poner firme.
Todos los dias se revisaba para ver si su panza creíca aunque sea un poquito, pero iba a tardar en hacerlo, apenas llevaban unas semanas.
Los dias se convirtieron en meses, pronto fue el pelirrojo embarazado mas feliz de toda la familia, y fue gratificante recibir a su gemelo y  a su familia para las buenas nuevas y sentirse acompañado a medida que su hijito crecía y como reglao, Nikolai le dio a la pareja una mascota para que creciera junto a su futuro sobrino.


A  los seis meses de embarazo, Andrei y Chere debían ir al control de la ecografía y a otros análisis,y como si realmente, hubeiran tentado al destino, les comunicaron  que no podian irse del hospital, que el doctor debia hablar con ellos porque su hijo tena un problema.
avatar
Andrei S

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Cherie S. el Jue Mar 13, 2014 11:16 pm

Y cuidaban cada paso que daba, sus papás estaban felices, todos lo estaban, Cherie adoraba la panza de Andrei y la besaba todo el tiempo, le hacía masajes con cremas y aceites, en todo el cuerpo. El gatito que tenían ahora era un integrante activo en la casa, tenía una rutina bastante marcada, le gustaba que su comida estuviera a la hora y era muy orgulloso, pero cuando quería daba cariño, si de verdad era necesitado.

Pero para el control de los seis meses algo no fue bien, cuando les pidieron quedarse porque su hijo tenía un problema Cherie estaba tan asustado como convencido de que podían con lo que fuera. Tomó la mano de su esposo y le dijo que estuviera tranquilo, que fuera lo que fuera lo enfrentarían juntos. Entonces el doctor apareció y se sentó frente a ellos con el rostro muy serio y una carpeta con los que debían ser los archivos de ellos.

—Hemos recibido los análisis, me temo que su hijo tiene un problema —hizo una pausa y Cherie sintió que podía ahorcarlo, quería llorar, gritarle al mundo a dios o a quien fuera porque no podía ser que su hijo estuviera enfermo, cuando aún ni siquiera había nacido— no posee la capacidad de escuchar ni hablar, su bebé será sordomudo.

Sordomudo. Cherie sintió como su corazón comenzaba a palpitar más fuerte, pero se mantuvo firme.

Pero además de eso, está bien ¿verdad? ¿No tendrá problemas para respirar? ¿O comer? —preguntó y el doctor negó.

—No, el resto de su cuerpo está bien —y Cherie asintió y miró a Andrei, podían con eso, sabía que podían, tomó sus manos y las besó.

Estaremos bien ¿sí? —aunque él nunca podría escuchar música— encontraremos otras formas de estimularlo, tú le enseñarás de flores, él amará los colores de las flores —le dijo aún firme— aprenderemos lenguaje de señas, podemos aprender antes que nazca —estiró una mano para acariciarlo y se alzó y puso su frente contra la de Andrei— será algo más difícil pero... podrá correr, y jugar, y sonreír, el resto de él está bien, estará bien
avatar
Cherie S.

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Andrei S el Vie Mar 14, 2014 2:41 am

Andrei quiso lucir sereno y calmado, pero lo cierto es que se le partía el corazón de pensar que su hijo iba a nacer con una discapacidad así, tan difícil.

Fueron meses muy angustiantes, pero sin embargo logró sobreponerse y además, todo cambió cuando el pequeño Sol nació, con su llanto jadeante y sus orejitas pequeñitas, desde que se lo dieron en brazos no hubo momento mas radiante en aquella sala de parto.

Sus cabellos castaños como las almendras eran suaves y abundantes, de ondas tan tiernas como un chocolate, y sus ojos verdes, especialmente grandes y luminosos nos observan al amanecer y al anochecer.
Sus deditos rozaban los labios de sus padres y sonreía cuando veía sus caras junto a él en la cama grande, Sol era  tan especial... tenia una forma de percibir el mundo distinto.

Andrei y Cherie se habian sacado fotos con cada seña gestual y la habian pegado en la habitación del hermoso niño, junto con letras y numeros, para que el aprendizaje fuera mas sencillo y  divertido.
Cuando Sol aprendió a dar sus primeros pasos, se les perdía muy a menudo en los jardines, paseando con su inseparable compañero Sunshine, un gato grande y serio con un cascabel en el cuello que dormía con el niño y maullaba ante cada necesidad de Sol.

Al pequeño le encantaba apoyarse en el minino y sentir su fuerte ronroneo, una sensación que podia explotar placenteramente con Margot y su música, apoyando su oído en el chelo, en la cola del piano hasta dormirse o en el amplificador.
Sol crecía rápido y sin embargo era muy niño aún, aún huía ala cama de sus padres a meterse bajo las sábanas y dormir pegado a ellos, junto con Sun que dormía a los pies.
avatar
Andrei S

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Cherie S. el Vie Mar 14, 2014 2:36 pm

Nunca había visto una criatura tan hermosa como esa, Sol era como un pequeño cúmulo de magia andando por la casa, aquello que tocaba podía hacerlo sonreír. Era muy dulce, lleno de cariño para dar, experimentando todo con las manos y sus otros sentidos, Cherie sentía que su hijo nunca fuera a escuchar su voz, o la melodiosa y suave de Andrei, pero estaba contento de que sintiera otras cosas, que tocara sus pechos y se gravara el latir de sus corazones, o disfrutara sus sonrisas más que nadie. Sunshine había sido de mucha ayuda porque no se despegaba de Sol, creciendo juntos él era su voz cuando necesitaba pedir algo a la distancia.

Cherie lo fotografiaba, entre la hierba, jugando en todos lados, junto a Andrei, llenaban su casa de los momentos juntos. Lo miraba crecer y a veces deseaba que no lo hiciera, que se quedara pequeño y cariñoso, abrazándolos con sus fuertes brazos por siempre. De algún modo ahora entendía por qué a sus papás no les gustaba cuando sus hijos se iban de casa, era demasiado difícil la sola idea de pensar que algún día crecerían. Y Sol además era todo un escapista, siempre recorriendo el jardín y junto al lago, aunque siempre volvía a sus brazos. Cherie temía el día que sus pasitos lo llevaran más lejos de lo que sus brazos podían alcanzar.

Cuando visitaba la casa de sus abuelos estos siempre lo recibían con abrazos y comida, Cherie temía que fueran a volver al niño diabético con todo lo que le daban, Cain no podía evitar llenarlo de besos y mostrarle películas y explicarle con los signos que había aprendido de qué se trataban.
avatar
Cherie S.

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Andrei S el Vie Mar 14, 2014 8:30 pm

Conejo y Cain se morían de amor con Sol,  Conejo besando sus pequeños labios llenos de chocolate y enchocolatando a ambos adultos y niño en una merienda en el living.
Era feliz el rubio,  al ver  la casa con niños, aunque no como antaño, ahora de sus nietos mas adorados.

El problema con Sol es que a Conejo lo e gustaba que vecinos y cercanos lo tocaran, sólo muy cercanos como Vanni o Sirio y aún así, debian contar con el permiso de Sunshine, que era un gato grande como un perro pequinés mediano y que era muy posesivo del pequeño.

Era un animal muy especial el felino, podia parecer antipático o indiferente, pero era como cualquier criatura,dotada de gran inocencia y pureza y sobre todo, de fidelidad.
Y cuando Sol no estaba inundándolos con su presencia, estaba Allen, el hijo de Syo y aquel sujeto, Will.
Hoo...Allen era como un Conejo diminuto, y ese dia precisamente, esperaban su ansiada visita para que se reuniera con su primo Sol.
Syo hace poco habia tenido su segundo hijo,el pequeño Will junior.
avatar
Andrei S

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Syo S. el Vie Mar 14, 2014 9:50 pm

Cain adoraba a su pequeño nieto, daban ganas de puchurrarlo todo el tiempo, claro que el gato se ponía celoso, pero él se lo robaba cuando podía. Era un niño muy mimado en casa.

Syo iba ese día a casa de sus padres, Allen estaba feliz porque siempre le gustaba ver a sus abuelos y su primo, que aunque no hablaba siempre podía mostrarle muchas cosas, era más entretenido que su hermanito que solo de las daba en llorar y comer. Syo llevaba al pequeño Will en sus brazos y sonreía a Will.

Había mejorado cuando Allen nació, le tomó tiempo y trabajo, pero se fue poniendo mejor de a poco, los episodios disminuyeron, su memoria volvió de a poco, aunque aún había cosas que no recordaba, y que al parecer era mejor que se hubiesen perdido para siempre. Pero lo importante es que estaba entero, no había más cambios de personalidad ni espacios en la oscuridad, ahora era una combinación de Syo y Karma, en uno solo. Podía amar dulce y sensualmente a Willy.

Llegaron a casa y Allen salió corriendo del auto y entró a la casa principal, corriendo directo hacia Conejo a toda velocidad.

—ABUUUUU —saltó a sus brazos y le enseñó su sonrisa orgullosa que había estado practicando para parecerse a él, luego le enseñó un mini bastón que se había hecho con una rama, Conejo ya casi nunca usaba el suyo después del spa, pero a veces lo usaba y obviamente Allen lo había visto— mira abuelito, mira —dijo imitándolo y andando con el bastón, y la barbilla alzada.

Syo miró a Cain y se acercó a saludarlo, entregándole a Willy junior para descansar los brazos.
avatar
Syo S.

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Max S. el Sáb Mar 15, 2014 12:19 am

Max estaba en la cocina, Pippe aún no llegaba y él se sentía un poco expuesto y algo tonto porque estaba cocinando desnudo, bueno, solo con el delantal. A veces jugaban a tener esa relación dominante/sumiso en que él obedecía todas sus órdenes sin chistar, y ese día le había dado por recordar la orden de andar siempre desnudo en casa. Así que ahí estaba, medio en bolas cocinando, con su delantal puesto para que no le saltara aceite ni nada de la comida.

Cena para dos. De algún modo era algo triste, cena para dos... nunca sería cena para tres, a menos que el hijo de Pippe fuera de visita. Pero se había prometido no pensar más en esa idea, no quería sufrir de nuevo. Así que cocinaba, tal vez más tarde Pippe quisiera salir a bailar, hacía algunos días que no salían.
avatar
Max S.

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Pippe Helker el Sáb Mar 15, 2014 12:45 am

Pippe llegó y lo primero que hizo fue correr hacia Max y abrazarlo con fuerza, besando sus labios, arrastrándolo hasta el living, subiendo la música y haciéndolo  bailar para que eliminara esa cara de muerto que tenia últimamente.

Luego se lo sentó en el sillón y besó su cuello y le desató el delantal.
Pippe siempre quiso tener hijos con Max, estaba convencido de que sería un papá genial, así que era muy doloroso para él pensar que nunca podría, pero eso no lo desanimaba a intentar otra cosa.
-Maxy cariño...¿Y si adoptamos un perrito?.Uno grande y trabajoso que duerma con nosotros, se coma mis pantuflas, uno que coma mucho y nos ame incondicionalmente.
Una mascota Maxiutis, un ser vivo que dependa de nosotros pero que no se haga adolescente  y nos reproche lo mal padres que somos o se vaya de casa con traumas.
Podemos fingir que la concebiremos ahora mismo.-
Dijo apretandole el culo.
avatar
Pippe Helker

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 27/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Max S. el Sáb Mar 15, 2014 12:59 am

¿Un perrito? Pensó un momento mientras se dejaba llevar, era algo triste, sus hermanos tenían hijos, él tendría un perro... eso iba a presentarle a sus papás, un perro, y fingirían que lo concebían como si realmente fuera el reemplazo de un hijo. Pero qué podía hacer, eso era mejor que nada y no quería ponerse triste ni desanimar a Pippe, era feliz con él, realmente feliz, lo amaba con toda su alma. Sonrió y lo besó, sintiéndose caliente por como lo tocaba, pegándose a su cuerpo. Un perro no era malo, un perro era suficiente, tenía que serlo, a veces había que conformarse con lo que se tenía.

Puedes tener lo que quieres, o querer lo que ya tienes, elegía querer lo que ya tenía.

Está bien, tengamos un perro —le dijo y comenzó a frotarse contra él— te deseo tanto —gimió contra sus labios, frotando sus nalgas contra su polla— anda, penétrame
avatar
Max S.

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 05/02/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los conejitos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.