Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Adios a Vaal
por Allen Vleck Miér Oct 11, 2017 4:59 am

» El silencio de Adhara
por Adhara Mar Jun 30, 2015 2:12 am

» Residencia Dumstone para jovencitos
por Diadema Miér Mayo 06, 2015 3:21 am

» Traumatología
por Dr. Hegel Lun Nov 24, 2014 12:56 am

» Uniones arregladas
por Fred III Jue Nov 06, 2014 5:55 pm

» Alemania antes de una boda
por Allen Vleck Lun Oct 27, 2014 2:38 am

» Hijos de asesinos
por Fred III Sáb Oct 25, 2014 6:59 pm

» La vida en Omsk tras los años dorados
por Mirzy-Lavy-Kiry Jue Oct 23, 2014 6:36 pm

» Mágica Londres
por Cain Dom Oct 05, 2014 6:06 am

» Revolución
por Vaalmir Mar Jul 22, 2014 3:59 am

» Imagenes sexys
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 6:14 pm

» El interior
por Vaalmir Lun Jul 21, 2014 12:43 am

» El Pacto de Granate
por Engel Spiegel Dom Jul 20, 2014 4:28 am


Malditos Celos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Malditos Celos

Mensaje por Vanni el Jue Ago 22, 2013 2:21 am

Miraba a su pequeño hijo jugar con sus juguetes, era extraño el cómo le gustaba separarlos por color y los de color rojo eran sus favoritos, suponía que porque miraba su cabello ya más largo y lo veía de ese color, o porque siempre se impresionaba cuando se ponía al espejo o porque... aunque no lo pareciera la mitad del tiempo, Vanni estaba seguro de que el padre favorito de Ignis era Sirio y no él. Pero no le importaba mientras lo amara. Entonces se acercaba. levantándose lo mejor que podía con sus gorditas piernas que apenas lograban caminar establemente y le mostraba algo de color rojo.

¿Papá? —le enseñaba el carro rojo y él asentía.

Sí, ese es el color de papá, muy bien —y el pequeño niño sonreía orgulloso de sí mismo y seguía con sus pequeños juegos. Pero dentro de él una sensación fría no dejaba de helarle el cuerpo.

¿Qué pasa con tu papá, Ignis? preguntó mentalmente al niño, como si este pudiera responderle, que no podía, porque ni Vanni mismo podía y eso lo asustaba, había estado saliendo a horarios que no eran comunes y no le respondía a sus preguntas con verdad, Vanni sabía cuando no le estaba siendo sincero. Llegaba más cansado de lo usual y eso provocaba que lo acariciara menos. No quería desconfiar de él, porque era el hombre que amaba y no sabía qué clase de hombre sería si desconfiaba de ese modo de su persona más preciada, solo demostraría que su amor no era tan fuerte pero entonces ¿por qué Sirio le estaba mintiendo?

"Me está engañando" se susurró a sí mismo, molesto, cansado, sintiéndose una mierda por haber mandado a alguien a seguirlo y tomar fotografías, solo quería estar seguro, era horrible lo que estaba haciendo y lo sabía, pero necesitaba estar seguro. Desde que había perdido a su bebé todo lo aterraba más de la cuenta, todo le recordaba que la vida te roba lo que más amas sin pregunta alguna, que te lo arrebata por capricho ¿y si ahora quería arrebatarle a Sirio? No podía permitirlo... no sabría cómo hacerlo sin él.

Ignis se echó a lagrimear quejándose porque se había tropezado, él lo tomó entre sus brazos y besó su bracito y las manos que se había golpeado, él lo miraba con sus grandes ojos y un puchero que derretiría a cualquiera, le daban ganas de hacer lo que Sirio y llenarle de besos sus blancos cachetes y rosados labios, pero sabía que se enojaría, así que en cambio besaba su ceño fruncido y el pequeño se calmaba.

Para cuando era más tarde llegó el sujeto con las fotos, había algunas en la galería, otras entrando a lugares que él desconocía, una saliendo de un lugar con... Conejo ¿qué hacía con él? Sintió que se le hervía la sangre y cuando Sirio llegó lo esperaba sentado en el salón con las fotos en las manos mientras el pequeño dormía, nada más verlo se puso de pie y lo enfrentó.

Dijiste que hoy solo tenías que ir a la galería —le entregó las fotos— ¿quieres explicarme por qué me has estado mintiendo? Dime la verdad —estaba furioso, de pronto Vanni ya no era Vanni, de pronto era un manojo de celos irracional que no pensaba bien y solo soltaba todos sus miedos de una camuflados en reproches— ¿te acuestas con él? ¿Es eso? ¿Quieres una relación libre? ¿Quieres dejarme? Fue con él con quien fuiste primero cuando pasó lo de nuestro hijo ¿no? Tal vez te dio un consuelo esa vez que ahora no pudiste olvidar... mientras yo... mientras yo estaba aquí en casa... —no podía decirlo, no le salía decirle "perdiendo a nuestro hijo" esas palabras eran demasiado fuertes— ¿por qué me has mentido Sirio? —volvió a preguntar.
avatar
Vanni

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Ignis el Jue Ago 22, 2013 3:01 am

Miré las fotos un rato largo, unos minutos en los que aquellos dichos salían de su boca, sólo cuando terminó me detuve a mirarlo. Allí iba de nuevo, Giovanni Heartless… lo miré a los ojos y pensé la idea de decirle que todo lo que estábamos haciendo era para darle un cumpleaños sorpresa…para darle un puto cumpleaños sorpresa y cuando metió a Conejo…todo lo que tenia pensado decirle se me fue y en cambio los reemplacé por otros pensamientos, más oscuros…
¿Cómo pudo…
 
Me cansé de mirarle e inspiré profundo, alzando las manos para apuntarle por que quería concentrarme y decir aquello con la cabeza fría, porque no quería sentir mi voz quebrarse ni la vorágine vulgar del cúmulo de sensaciones encontradas.
-No puedo creer que hables de ese asunto…de esa manera. Juro que no concibo en mi mente…que hayas dicho una cosa como esa…-
Lo dije, se lo dije mirándolo. La sorpresa era el día siguiente, pero ya no se la merecía, ni se merecía que yo mantuviera mi palabra para disfrutar de los Spiegel.
-Morgan es mi amigo, mi único y verdadero amigo Giovanni, y aunque no te guste, será siempre parte de mi vida y ahora…-
Tomé las fotos, todas, y las rompí una por una, mirándolas para no tener que mirarlo cuando hablaba.
-¿Quieres saber qué hacía?. Bien. Organizaba con los Spiegel una fiesta sorpresa para tu cumpleaños. Un estúpido cumpleaños secreto Giovanni.- Le dije firme mirándolo esta vez a los ojos, con rabia porque…porque…
-No hace falta que me recuerdes que me fui con Conejo cuando pasó aquello, que estuve toda la tarde bebiendo cuando pasó aquello, lo recuerdo cada día de mi vida, cada vez que miro a Ignis recuerdo que no estuve allí cuando tuve que estar. Yo no—Cogí aire, de repente me había quedado sin aliento. Me calmé y tome mi chaqueta con violencia.-No voy a hablar más de esto. Pero mañana cuando vuelvas del trabajo  y encuentres a todos los que te quieren parados como idiotas pretendiendo festejar tu cumpleaños, procura fingir sorpresa, creo que se lo merecen.-

 
Me fui a la alcoba de mi hijo a darle un besito de las buenas noches, a acariciar su mejilla en la penumbra de su cuarto y hacer un enorme esfuerzo por no quebrarme pensando en mi otro hijo. No podía creer que Vanni había desconfiado así…
avatar
Ignis

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 17/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Vanni el Jue Ago 22, 2013 3:18 am

No importaba que le dijera de la fiesta, de pronto eso pasó a segundo plano cuando le dijo aquello, que había estado bebiendo con él, que era su único amigo, lo odiaba, lo odiaba porque Sirio solo debía pertenecerle a él y a su hijo... a sus hijos, porque también era del hijo que había perdido.

Estaba embarazado y me dejaste solo, dejaste solo a tu esposo embarazado para irte con él ¿qué querías que piense si me empiezas a ocultar cosas? Ni siquiera... ni siquiera recordaba que era mi cumpleaños —porque la verdad es que ya no le importaba, todo lo que tenía era a Ignis y a él, porque había estado mucho tiempo entre la depresión y sobrevivir por su hijo y por Sirio, porque aún dolía, porque Sirio no sabía lo que era que una parte de él se muriera en sus entrañas. Lo vio irse y tomó sus cosas, su chaqueta, su bolso, dejó una nota.

"Salí a cabalgar, ten la fiesta, yo no tengo nada que celebrar"

Se montó en su caballo ¿hacía cuánto que no lo hacía? Su hermoso Gabriel lo miró con ojos que delataban la molestia por el abandono, él acomodó su silla y se subió sobre él, había soñado en llevar a su hijo en el caballo, que el pequeño afirmara sus manos en la montura mientras él lo sostenía y hacía al caballo caminar lento. Pero en ese momento simplemente le pidió al caballo que corriera, que trotara, que calentara sus músculos más y más hasta correr, correr como el jinete que era, escapar de ese lugar, no quería sonreír en una fiesta donde no se sentiría feliz, no quería ver a los Spiegel, sí, eran familia, pero él... en ese momento no se sentía como para verlos, aunque fuera para él ¿por qué le habían mentido? Ocultarle cosas ¿cómo pudieron pensar que estaría bien después de eso? ¿Cómo se iba a sentir mientras le ocultaban más y más cosas? Sabían que no había sido un año fácil, que amaba a su hijo más que nada pero que cuando las luces se apagaban, cuando la luna desaparecía él seguía sufriendo, que la herida aún sanaba, que estaba dispuesto a celebrar por Sirio y por Ignis pero no por él, que él aún sentía que su cuerpo no merecía un premio por un año más...

...porque su cuerpo había vivido mientras su hijo moría.

Cabalgó toda la noche, con la habilidad de quien se sabe mover sobre un animal como ese, cabalgó hasta llegar a esa pequeña cabaña y encerrarse en ella, había de todo allí, pero él simplemente se dejó caer en la cama. Sabía que Sirio estaría demasiado ocupado para buscarlo allí y lo prefería así, quería pasarlo solo... incluso lejos de su hijo, porque aunque estar lejos le dolía en los huesos, su hijo no se merecía contagiarse de su depresión.
avatar
Vanni

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Ignis el Jue Ago 22, 2013 3:33 am

Un pastel cuya cobertura se derretía. Globos desinflándose hasta caer en el suelo. La comida fría, Ignis ya dormido en su camita y la casa vacía. Todos los platos estaban apilados en un lugar sin usar al igual que las servilletas y los cubiertos. Los Spiegel habían dejado todo y se habían ido, por que les había dicho solamente que Vanni no estaba disponible, que no se encontraba.
Ignis extrañaba a su padre así que hice lo posible para que se calmara, para que dejara de llorar pidiendo por Vanni y mirando hacia arriba para o pensar en que quería matar a mi esposo por desprenderse tantas horas de su hijo.
Abrí una botella de vino para empinármela pero entonces mi hijo comenzó a llorar. Fue como una señal del destino, una advertencia de que no fuera débil, de que no huyera tampoco de la realidad.
Así que me quedé en éste mundo, me quedé, por Ignis, y por Vanni también. El bebé se despertó nuevamente así que lo senté en mi rodilla y corté un trozo del enorme pastel de coco y azúcar, para darle de a poco.
Me sacaba verdaderas sonrisas su asombro y su insistencia siempre autoritaria para obtener lo que quería, manoteando el pastel de la cuchara y luego sacándoselo de la boca para entregármelo a mí en un gran gesto de generosidad…aunque luego se arrepintiera a último momento y se lo comiera todo.
avatar
Ignis

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 17/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Vanni el Jue Ago 22, 2013 3:50 am

Se quedó todo el día en aquel lugar, solo, sabiendo que no tenía nada que celebrar, que Sirio estaría furioso, castigándose con la distancia hacia su hermoso hijo porque lo extrañaba a rabiar. Pero fue su oportunidad para estar más cerca de su dolor, más cerca del hijo que había perdido. Anochecía cuando volvió a casa en su caballo, hermoso y fiel Gabriel, todo le sabía horrible. Cabalgó de vuelta a casa y entró en silencio a ella. Fue hasta donde su hijo debía estar durmiendo, pero en cambio escuchaba un pequeño lloriqueo, entró a la habitación y vio a Sirio con su pequeño Ignis y supo que podría haber desaparecido y ellos no lo necesitarían, que sería difícil pero se las ingeniarían, finalmente estarían bien. Aunque no esa noche.

Yo me hago cargo —le dijo con la voz áspera de llanto y el frío que había atacado su cuello, tomó al niño en sus brazos y este lo miró con sus enormes ojos y soltó una sonrisa, eso lo hizo devolver una sonrisa también. Lo paseó un poco hasta que lo rindió el cansancio, como si el pequeño solo lo hubiera estado esperando para dormir, pero él sabía que si desaparecía se acostumbraría, era tan pequeño.

Todos estarían mejor, Sirio podría ir con ese amigo tan preciado, los Spiegel no sufrirían las decepciones como las de ese día... salió de la habitación luego de besar a su hijo dormido y fue al salón, oscurecía y la luna se elevaba demasiado alto, se sentó en el sofá como lo hacía justo después de aquel accidente que siempre dolería, se sentó allí mientras las lágrimas bajaban por su rostro y él solo miraba el cielo, estrellado y doliente.

Sintió a Sirio llegar a su lado y supo lo que vendría "¿estás feliz? Los Spiegel ni siquiera pudieron saludarte", pero él no estaba feliz y ese precisamente era el punto, que no había nada que celebrar, seguía pensando lo mismo, no podía celebrar que su cuerpo vivía un año más mientras su hijo había muerto, no podía aceptar que le ocultaran cosas cuando él no estaba bien.
avatar
Vanni

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Ignis el Jue Ago 22, 2013 4:03 am

Aproveché para bañarme y descansar un poco, parado en la ducha. Realmente no sabía qué hablar con Vanni y no tenia ganas, estaba cansado y lleno de sentimientos negativos.
Salí de allí como si hubiera bajado 3 kilos de peso en la espalda y mientras me prendía los últimos botones del pijama caminé hacia la sala donde estaba Vanni, otra vez llorando. Tuve muchas sensaciones encontradas  sobre cómo reaccionar en ese momento, que lo miraba analíticamente, así que tomé el vaso de agua que había dejado en la mesa y me senté a un lado del sofá, el lugar que me hubieran dejado sus pies.
-En una de nuestras tantas peleas, esto finalizaría conmigo preguntándote ”qué es lo que quieres”. Pero ésta no es una ocasión de ésas ¿verdad?.- Dije mirando todo alrededor, la gran casa y esa vida de lujos que a veces nos traía pura infelicidad. Entonces lo miré, por que ahora no me podía apiadar de sus lagrimas, porque derramaba tantas que ya no sabia si todas valían la pena, si todas eran genuinas entonces quería decir que no podía ser completamente feliz conmigo. Pero ahora ya no había vuelta atrás, ahora estaba Ignis, y nos gustara o no ya no se trataba de nosotros, se trataba de nuestra familia de tres, asi que si no era feliz se podia ir bien a la mierda, porque uno hace lo que puede, y ahora la felicidad mas importante, era la de Ignis. Dios...no quería pensar esas cosas...estaba tan negativo!perdón Vanni, algún día te compensaré.
-¿Qué te pasa Vanni?- Pregunté con honestidad, mirándolo muy tranquilo mientras mi codo se apoyaba en el respaldo del sofá y mis dedos sostenían mi cabeza.
avatar
Ignis

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 17/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Vanni el Jue Ago 22, 2013 4:17 am

Parecía que aquella vez no había como hablar las cosas, que no había palabras, que no había caricias, que Sirio ya no lo amaba del mismo modo, que de hecho lo odiaba y aunque fuera un sentimiento igual de intenso no dejaba de estar lleno de negatividad.

Si no recordaba mi cumpleaños era porque no quería hacerlo —porque había dado órdenes hace demasiado de que nadie le hablara si quiera del tema— me ocultaste cosas, me mentiste y no me preguntaste qué era lo que quería, o cómo me sentía, aún si debías saberlo —la voz se le quebraba a ratos y no sabía cómo sacarla— mi hijo está muerto y yo sigo vivo Sirio —se puso de pie con las piernas temblando y apoyó una mano en el frío cristal— no puedo celebrar mi vida, cuando la suya me falta, cuando fue este cuerpo el que le falló ¿no puedes entenderlo? —un sollozo le ahogó las palabras— no quiero tener que fingir que estoy feliz este día, no lo estoy —lo miró a los ojos— aunque te duela no sabes lo que es... no sabes lo que es que tu hijo se muera en tus entrañas, saber que tu cuerpo lo rechazó, tu propio cuerpo, no quiero celebrar este cuerpo, no quiero que me ocultes cosas —se dejó caer al suelo— yo te amo Sirio, te amo todos los días de mi vida y nada puede cambiarlo, pero no me pidas que sea racional con Conejo, no me pidas que lo entienda, no me pidas que entienda que lo elegiste a él en lugar de tu esposo embarazado —comenzó a temblar— lo que yo hice no estuvo bien y lo sé, estoy pagando por ello y lo pagaré toda mi vida... así que sí, soy un idiota y no quiero sorpresas este día, no pensaba que me prepararías algo porque pensé... pensé... no sé lo que pensé —tal vez había pensado que Sirio lo entendería— ni siquiera lo recordaba, no quería recordarlo, quería subirme a mi caballo y cabalgar por siempre

Guardó silencio por un momento, solo sollozando, Sirio ya no le creía las lágrimas, había llorado demasiado. Pero ¿qué más podía hacer? había días malos y días buenos, y había días muy malos, días como ese, días en que no podía con su cuerpo.

Yo debí haberme muerto —no su bebé.
avatar
Vanni

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Ignis el Jue Ago 22, 2013 4:28 am

Miré para otro lado al principio, cuando tocaba ese tema yo me sentía terrible, y me sentía mas terrible aún porque me llamaba por mi nombre, golpeando justo su corazón violentamente contra el mío.
Se desmoronó a mi lado, lléndose en lágrimas y sollozos…¿Qué podía decirle que no le había dicho ya tantas veces?¿Era esta una especie de vida en la que repetíamos una y otra vez palabras dolorosas porque no queremos o no podemos superar nuestro dolor?...Cuando las palabras se repiten tanto pierden valor…yo ya no sabía qué decir, porque tenía razón. No podía entenderlo, no podía ponerme en su lugar y sentir lo que sintió y no podía más que sentirme miserable por no ser la persona que lo comprendiera como necesitaba.
A veces el amor no era suficiente, una relación necesitaba más y desde aquel día nuestra relación había sido rescatada por Ignis.
-Sé fuerte mi amor, tu hijo te necesita, Ignis te necesita ahora- Allí iba  otra vez, el ritual de la esperanza. Acaricié su espalda y apoyé mi cabeza en él, besando su nuca y sus cabellos un poquito y acariciando su espalda y sus brazos, siempre tuvo brazos muy hermosos.
Él nunca  iba a perdonarme que me haya ido cuando mas me necesitó, porque creía que si yo no hubiera hecho aquel semejante abandono, mi hijo primogénito estaría vivo.
-Ya no habrá nada que ocultar mi amor, lo prometo. Todo se acabó. Mis salidas, mis amistades, todo. Quiero que mi hijo sea feliz, quiero que tu tambien lo seas, prometo que me esforzaré…-
avatar
Ignis

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 17/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Vanni el Jue Ago 22, 2013 4:45 am

Terminarás odiándome —le dijo entonces— no tiene sentido hacer algo como eso —miró por la ventana, sintiendo que su alma— porque lo que acabas de decirme me lo confirma ¿sabes? Dices que Ignis me necesita, que mi hijo me necesita pero... pero no me dices que tú me necesites, ya no me necesitas Sirio —sonrió con pena, sabiendo que era verdad, que él ya no lo necesitaba porque ya no tenía nada que ofrecerle— en cambio soy una carga para ti, como si no fuera suficiente con la crianza de nuestro hijo solo te agrego más y más peso, y no necesitas una carga, necesitas un esposo y yo no soy eso ¿no? No más —le dio un beso, uno que le partía el alma.

Se apoyó en los muebles para alejarse, mientras su mano apretaba su propio corazón que palpitaba con fuerza.

Ignis no necesita un padre que lo abandone como hice hoy —hasta ese día había sido un padre impecable pero ¿y si pasaba de nuevo?— arreglaré todo Sirio, antes de hacerlo... arreglaré cada detalle las cosas a tu nombre, a nombre de él, tendrán su futuro juntos —cerró los ojos con fuerza, no quería dejarlos, pero entendía que era una carga, entendía que Sirio no lo necesitaba más, que no le creía más, que no confiaba más en él— lo haré parecer un accidente para que el seguro no proteste —se quedó allí, de pie, con la tristeza de que Sirio no lucharía por él, porque tenía otros problemas.
avatar
Vanni

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Ignis el Jue Ago 22, 2013 5:05 am

-No puedo creer lo que escucho.-
Me agarré de la cabeza porque todo aquello era una maldita pesadilla que no tenía fín. Me levanté del sillón pero no sabía qué hacer con él, lo desconocía completamente. Finalmente me acerqué a él y lo  volteé para que me mirara a la cara mientras decía todo aquello por que pensaba que mi esposo era víctima de un montón de alucinaciones.
-Estás enfermo Giovanni. Juro que prefiero pensar que estas enfermo de dolor a creer realmente lo que acabas de decir. ¡Me des-hice en maneras de demostrarte amor y te dije aunque me hiriera el orgullo cuánto te necesitaba y aún así no es suficiente para ti!¿Cómo es posible?...
Hablas como si supieras como y  cuán grande es mi amor por ti, como si fuera algo medible y visible a lo que un dia miras y dices “Ho esto ya no crece como antes lo tengo que cortar”. No lo sabes Vanni, no sabes hasta donde llega mi amor por ti, por Ignis…-
Lo solté para pasarme la mano por la frente y mirarlo de nuevo.
-Vanni estoy dispuesto a dejar de trabajar si eso te hace aunque sea un poco mas feliz….estoy dispuesto a hacer todo con tal de verte feliz  porque nada me hace mas feliz que estar contigo y  con mi hijo…¿y tú realmente piensas como una maquina la posibilidad de dejarme?¿ De dejarnos?...Es ahora cuando más necesito que seas el Vanni de siempre, y aunque te consuma el dolor del suceso y no peuda entenderte, trato de respetarte y tu piensas que… Dios Vanni estoy cansado de esto…-
Parecía nada entraría nunca completamente en esa vulnerable mente. Lo abracé porque estaba cansado de pelear con él, lo abracé y traté de reconciliarme con su cercanía.
-Ya basta Vanni, si quieres seguir conmigo tienes que ser fuerte y yo te acompañaré. Si esto es demasiado para ti y yo ya no puedo contenerte como quieres, entonces esto ya no funcionará más, por que es todo lo que soy Vanni…pero juro que estoy remando esto con cada fibra de mi ser por que te amo, aunque me sienta culpable o mal…-
avatar
Ignis

Mensajes : 130
Fecha de inscripción : 17/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Vanni el Jue Ago 22, 2013 5:36 am

No quiero que me odies, no quiero que dejes tu vida y lo que amas solo porque yo no soy capaz de soportar el dolor —sus brazos lo envolvieron y aunque trató de no hacerlo comenzó a temblar de la pena— quiero ser fuerte pero no sé cómo, ya no sé, estoy cansado, amor... demasiado cansado —hundió el rostro en su pecho— ya no puedo ser el chiquillo caprichoso de siempre... quiero que estés conmigo y con Ignis, quiero que seas solo nuestro, quiero pasar mis días a tu lado hasta que nada duela pero... pero yo sé que eso no está bien, yo ya no soy el chiquillo de hace tres años que te lo habría pedido sin dudarlo, que te habría encadenado a su cama para que no te vayas nunca, ya no soy tan fuerte ni tan ingenuo, te amo demasiado como para hacerte eso —besó su cuello, el pedazo de piel que tenía más a su alcance— no fue tu culpa Sirio, yo hice todo mal, yo debí hablarlo contigo yo... debí mantener la calma, no te culpo, no fue tu culpa, tú me has dado todo, me diste al hijo más hermoso que existe, me has dado tu vida pero yo... yo siempre he sido demasiado egoísta, no quiero quitarte nada más —suspiró, respiró su aroma hasta cansarse— quiero ser fuerte como tú —y entonces Ignis echó a llorar y ambos fueron a ese cuarto donde su hijo los llamaba a gritos con su típico "papááááááá", y Vanni lo tomó en sus brazos y su hijo sonrió con esa malignidad que casi parecía decir que había fingido solo para tenerlos a los dos allí, pero no podía ser ¿qué clase de niño hace eso?

—Beso —dijo entonces y Vanni sonrió, sonrió de verdad porque era el niño más maravilloso del mundo, miró a Sirio y lo besó, ignorando el grito de su pequeño— doooooo —que significaba "noooo"— beso mí —le dio una palmada frunciendo sus rojizas cejas.

¿No era un beso a papá? —el niño negó.

—Beso mí —se palmeó el pecho como demostrándolo para que quedara claro y Vanni volvió a sonreír, entonces acercó al pequeño a Sirio e Ignis agarró y le dio un beso al mayor de todos, golpeándole las mejillas con sus manos sin ninguna maldad— ¡Papá! —soltó una risa— ¡Papá, papá! Beso Inis —esperaba un beso de Sirio, al parecer estaba de buen humor y cuando aquel beso ocurrió se preguntó una y otra vez cómo podría perderse algo como eso ¿cómo?

Hey... —cuando el beso acabó apartó a Ignis de Sirio— papá es mío —Ignis frunció sus cejas, pero en ese momento Vanni le hablaba al mayor a través del pequeño.

—Papá mío, dos papás míos —y le enseñó el número con sus deditos y él sonrió.

Tienes razón, Ignis, eres muy inteligente —le besó la frente y el niño rió, entonces fue al sofá y llamó a Sirio y cuando este se sentó él aún sosteniendo a Ignis se sentó entre sus piernas, acomodándose entre sus brazos. Entonces miró hacia Sirio, queriendo decirle mucho solo con la mirada— te amo —y le dio un beso, uno largo, lento, de alargadas caricias. Por primera vez Ignis no dijo nada, tal vez intuía en su corazón que aquel momento importante, tal vez se volvía a quedar dormido, el caso es que los dejó besarse y entenderse de ese modo. Que lo intentarían.
avatar
Vanni

Mensajes : 158
Fecha de inscripción : 16/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Malditos Celos

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.